DALE PLAY Y PONELE SONIDO AL DIARIO

sábado, 17 de julio de 2010

DE PUTAS (1ª parte)

Como siempre mis historias son producto del impulso, de las pulsiones, de las pasiones y los arrebatos, del hastio, de la monotonía, de la rutina y el aburrimiento.  Hoy la historia hablará de la amistad, del ser cómplices, del amor y la compañia eterna...¡Qué locos estamos amiga!¡Qué placer realizar locuras a tu lado!
No recuerdo en que época del año fue pero no hacia mucho frio por como ibamos vestidos-lo recuerdo, me recuerdo y siento vergüenza de mi  a la vez que no puedo evitar soltar una carcajada-y perfumados por sobre todas las cosas.  Ella tenia un jean elastizado, un estraple negro, de modal y una botas de vinilo negro altas hasta arriba de las rodillas  con taco aguja de 15.  Yo...Ay siento vergüenza! Sinseramente un mamarracho, un cachivache, como preadolescente en la etapa de la idefinicion, cuando no saben cual es su estilo y son capaces de calzar ojotas con medias de toalla para asistir a una cena de gala ¡Qué horror!
Tenia puesto un pantalon de una tela muy fina color purpura al estilo escosesa conbinada con negro, muy ajustado-casi no me dejaba respirar- con las botamangas anchas a la manera pata de elefante. Arriba llevaba una camisa-¡Qué espanto la camisa!-con tranparencias en color bordó y negro y para completar la imagen de decadencia y patetismo debo decir que en los pies llevaba una zapatillas de lona en color negro...nada tenia que ver con nada-todo tenia que ver con que me encontraba en la etapa del duelo, hacia muy poco habia terminado mi única realcion seria, no me encontraba bien para nada, no me encontraba- hasta mi color de pelo no estaba definido.
Esperamos a que fuera media noche y salimos a la calle, nos dirijimos hacia un lugar donde nos habian dicho habia movimiento por las noches y nuestro exito estaría segurado.  Caminamos unas cuantas cuadras y las calles estaban desoladas, desidimos irnos a otro lugar.
De un estremo nos fuimos hacia el otro y alli si el movimiento era mayor, no como en una hora pico pero si mayor que mas abajo. Recorrimos algunas calles en busca de un buen sitio, a la vista del consumidor pero que estuviera desocupado. Nos topamos con una par de chicas que nos gritaron alguna que otra cosa y alguna que otra de ellas nos dio algún consejo. Una de ellas tenia un ojo morado y tenia rastros de haber sido golpeada, la otra tenia mas de cuatro decadas y cuando nos paramos en su esquina nos echó.
-No aca no se puede, esta ocupado, es mi lugar.
-¿A donde podemos ir? pregunto mi amiga.
-No se, pero para allá no vayan porque aquella otra les va meter una puñalada. Dijo señalando hacia el sur de donde estabamos parados.
Mi amiga y yo nos miramos, dimos media vuelta y fuimos hacia el lugar donde nos habian dicho que no fueramos.  Encontramos una esquina y alli nos paramos, mi amiga mas cerca del cordón de la vereda.
Pasaron varios autos y muchos tocaron bocina pero ninguno se acercó. Yo fumaba un cigarrillo tras otro y miraba para todos lados muy nervioso...
¡Qué locura a ver salido a hacer eso!¿Cómo se nos ocurrió? Estabamos cenando tranquilos los dos hasta que se nos ocurrió hablar del tema, a cuestionarnos como sería hacerlo y a convencernos de que tendriamos exito. Ambos estabamos mal animicamente, de alguna manera buscabamos algo que nos sacara de la monotonia, que nos diera algo para contar que no fuera nuestros desamores y tristezas, queriamos una aventura y, seguramente, algo de dinero extra.

1 comentario:

  1. de pelicula que acaba en: "continuara" y que nunca continua... Genial!

    ResponderEliminar