DALE PLAY Y PONELE SONIDO AL DIARIO

lunes, 1 de febrero de 2010

O t R o S e N t I R

 Para mi amiga y hermana del alma "Ale"



El sol del verano de 1986 me sorprendió con una bicicleta nueva, roja, reluciente y desde que habia aprendido a usarla sin las rueditas de soporte, nadie me paraba.
Tomaba las largas horas de la siesta para darle rienda suleta a mi imaginacion y a las quejas de mi abuela Natalia; que no se cansaba de retarme cuando en vez de dormir como era costumbre decidia revelarme y salir huyendo hacia mi mundo fantastico montado en mi bicicleta...a la vuelta me esperaba una bara de paraiso en los tobillos.
Las horas pasaban lentas y cada vez mas personajes se agrupaban a mi alrededor y me contaban sus maravillosas historias y lo seguía por los senderos imaginarios, cargados de colores y aromas exquisitamente esparcidos.
Algún vecino me veía pasar a toda velocidad sobre mi corcel rojo, pero creo que jamas se imaginó que iba al rescate del príncipe y no la princesa.
Jamas creería que la malla de baño que traía puesta  dejaba ver mis nalgas no por casualidad o por acción de la fricción al pedalear sino porque de esa manera me sentía mas yo, me sentía libre, bello y capaz de arrasar con todo aquello que impidiera el recate de mi amado.
Tan solo siete años traia a cuestas y mi sentir era otro, mi objeto de deseo era otro distinto al de los demas nenes, mis sueños pasaban por otros lugares y mis amores imaginarios tenian rostro de principe azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario