DALE PLAY Y PONELE SONIDO AL DIARIO

miércoles, 17 de febrero de 2010

Hey...estoy aqui...

                                                               Para Ale que me enseñó la manera de volver a empezar y para Ser que no olvida que estoy aqui

Los ojos me pesaban y, a pesar de que el cuerpo me dolia de tanto dormir, se negaban a abrirse y recibir el nuevo dia. La cama se habia convertido en mi lugar preferido y en ella me sentia protegido, lejos de la pesadez de la vida misma y los peligros de la soledad. Los rayos de sol que se colaban por las hendijas de la perciana de la ventana laseraban mis ojos y un enorme peso oprimia mi pecho...tenia doce años y estaba solo en casa hacia 15 días y nadie preguntaba por mi.

Mi padre habia prometido venir y traer alimentos y cosas que en la casa faltaban pero jamas apareció. Mi madre, en pos de una naciente relacion, se habia ausentado por tiempo indeterminado.

Finalmente logré salir de la cama, mi estómago estaba inquieto, comencé a arrastrar mis pies por el pasillo de la habitacion a la cocina en busca de algo que comer . Sobre la hornalla yacía una cafetera con un poco de cafe usado muchas veces, agregué agua para una última infución, tomé un fósforo y abrí la llave de gas...la garrafa estaba vacía hacía cuatro dias, tuve la esperanza que encendiera una última vez .  Me quedé mirando el fósforo como se consumia hasta que sentí la quemasón en la punta de mis dedos.
Abri la puerta de la alacena en busca de galletitas o algo de pan, corri todos los recipientes vacios y en el fondo encontré una bolsa con un trozo de pan que, por su textura ,llevaba allí varios dias.  Tomé el tesoro entre mis manos y con el me sumergí bajo las mantas, allí comi de él sumido en una tempestad de pensamientos y lágrimas.
No podía entender como nadie se preguntara si me encontraba bien. Tenia doce años, no sabia como pedir ayuda en esas situaciones, no sabía nada, absolutamente nada de la vida.

Todo aquello vuelve a mi ahora, me envuelve, me corroe, me hace sentir de esa manera: VACÍO.
Simpre vuelve cada vez que alguien olvida que tambien siento, vuelve cuando alguien olvida que necesito creer, vuelve cada vez que alguien dinamíta mi corazón, vuelve cada vez que necesito llorar y recuerdo porque ya no lo hago.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario